Aumentar la producción delegando tareas

Tareas de delegación del equipo dental

Usted es quien genera la mayor parte de la producción de su clínica (el departamento de higiene se encarga del resto), por lo que la forma en que gestione su tiempo durante la jornada laboral supondrá un profundo impacto en la productividad. Cuanto más tiempo pase en la consulta, más beneficios obtendrá. En cambio, cuando se encarga de tareas administrativas, no hay nadie que cubra su trabajo como dentista. Así podemos explicar de manera resumida la razón por la que debería delegar la mayor cantidad posible de tareas no clínicas a otros miembros del personal.

Aquí le ofrecemos algunas pautas para que aprenda a delegar de manera eficiente:


  • Revise y actualice los sistemas de gestión teniendo en cuenta a su personal. Si su personal dispone de sistemas bien diseñados y guiones paso a paso que puedan seguir, podrá definir protocolos y asegurarse de que puedan cumplirse de forma correcta y coherente sin sentir la necesidad de “hacerlo usted mismo”.
  • Puede delegar cualquier tipo de tarea que no esté legalmente obligado a realizar. Si se trata de una actividad no relacionada con la atención clínica, que solo usted puede proporcionar de manera legal, debería aprender a delegarla. Para un número sorprendente de dentistas, el primer paso y el más importante consiste en delegar la higiene al higienista dental. Además, si dispone de un encargado de oficina, puede optimizar su valor delegando varias tareas.
  • Proporcione a su personal la formación que necesite. Cuando los miembros de su equipo comiencen a asumir nuevas responsabilidades, necesitarán mejorar sus habilidades. Si ya se ha encargado anteriormente de la microgestión de la clínica, probablemente se impaciente si no ve los resultados de inmediato. Una formación adecuada se encargará de solucionar este problema.
  • Acepte la posibilidad de que, en ocasiones, el personal no pueda realizar ciertas tareas tan bien como lo podría hacer usted. Si es tan perfeccionista como la mayoría de los dentistas, esta parte de la delegación podría ser la más difícil. Puede que los resultados no sean “perfectos”, pero puede esperar muy buenos resultados y un alto nivel de eficiencia por parte de un equipo bien formado y con sistemas bien diseñados.
  • Piense en la delegación como una herramienta excelente de creación de equipos. Delegar otorga un mayor poder a los miembros del equipo. Así estará animando a su personal a llevar la iniciativa, tomar decisiones, buscar la forma de mejorar el rendimiento de la clínica a nivel general y personal, y desarrollar otros aspectos importantes.
Para aquellos dentistas con agendas apretadas que observan que su producción permanece estática o incluso está en declive, la delegación es la solución perfecta. Aprenda a delegar y descubrirá que, según va asignando nuevas tareas a su equipo, su agenda comenzará a aligerarse y dispondrá de más tiempo para centrarse en actividades clínicas. Imaginar tal potencial le motivará a mejorar las actividades de marketing de recomendación de la clínica, perfeccionar sus habilidades de presentación de tratamientos e incluso ampliar la gama de servicios que ofrece. Estas estrategias le ayudarán a reorganizar su agenda y centrarse en actividades productivas en lugar de tareas que un equipo bien formado puede asumir sin dificultades.
autor

Autor

Este recurso lo proporcionó el Grupo Levin, una firma de consultoría en odontología líder, que proporciona a los dentistas de sistemas de gestión y marketing innovadores que resultan en incremento de las recomendaciones del paciente, de la producción y la rentabilidad, a la vez que reducen el estrés. Desde 1985, los dentistas han confiado en el Grupo Levin de consultoría odontológica para incrementar la producción.